nutricion para niños

Paso a Paso

Selecciona el rango de edad para saber cómo cuidar mejor
la alimentación de tus hijos.

Alimentación complementaria

A partir de los 6 meses de edad, es necesario complementar la leche materna agregando otros alimentos, ya que el aporte de la leche materna por si solo no alcanza para cubrir las necesidades del bebé. Además, desde el punto de vista psicomotor, es el momento en que están listos para aprender a comer alimentos sólidos o semisólidos (papillas o purés) y líquidos

Recetas para esta etapa

¿QUÉ ALIMENTOS PODEMOS CONSUMIR?

Cereales y papas - Verduras - Frutas - Carnes bajas en grasas (pollo, vacuno y pescado) - Huevo - Legumbres - Aceite crudo

¿PARA QUÉ SIRVEN?

  • Cereales y papas: Son la principal fuente de energía para tu bebé, además proporcionan fibra dietética, la cuál ayuda a regular los procesos de digestión.

  • Verduras y Frutas: Ambas entregan gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para el desarrollo de los niños. Se recomienda consumir frutas y verduras de distintos colores cada una, para obtener una mayor variedad de beneficios.

  • Carnes bajas en grasas (pollo, vacuno y pescado): Las carnes blancas y rojas son importantes para prevenir anemias en los bebés. Además, contienen proteínas que participan en la formación y desarrollo de músculos y huesos. En el caso del pescado, se recomienda consumirlo al menos 2 veces por semana, esto debido al contenido de omega 3 que posee el cual ayuda al desarrollo neuromotor de los niños.

  • Huevo: Fuente de proteína, que al igual que las carnes, contribuye en la formación de músculos y huesos.

  • Legumbres: Aportan vitaminas, minerales y fibra, se recomienda su consumo 2 veces por semana, licuadas o pasadas por cedazo. Al mezclarlas con cereales pueden reemplazar una papilla de verduras con carne.

  • Lácteos: Principal fuente de calcio, nutriente esencial para formación de dientes y huesos.

  • Aceite crudo: Ayuda a evitar el estreñimiento.

Recetas para esta etapa

¿CUÁNTAS VECES AL DÍA DEBE COMER UN NIÑO?

Lo ideal es que un niño a partir de los 2 años consuma 4 comidas establecidas en el día: desayuno, almuerzo, once y cena, entre las cuales no deben pasar más de 4 horas. Si eventualmente esto último sucede, se incorpora una colación saludable. Es importante incluir al menos dos veces por semana el consumo de pollo, dado sus beneficios para la salud en cualquier etapa de la vida. Se recomienda entregarlo en diversas preparaciones que sean atractivas para los niños de todas las edades.

¿QUÉ HACER ANTE UN NUEVO ALIMENTO?

Al ofrecer un nuevo alimento se debe hacer en pequeñas cantidades y repetir la oferta de entre 3 a 5 ocasiones distintas para que el alimento sea aceptado o hasta que se logre su incorporación a la alimentación habitual.

Recetas para esta etapa

¿EN QUÉ MOMENTO ENTREGAR UNA COLACIÓN?

Se recomienda entregar colaciones a los niños sólo cuando los horarios de alimentación se extienden por más de 4 horas entre un tiempo de comida y otro. La pechuga del pollo es el corte que tiene la menor cantidad de grasa y colesterol, pero una mayor cantidad de proteínas, por lo que es una buena alternativa a la hora de pensar en una colación saludable para los niños.

Recetas para esta etapa

¿CUÁNTAS PORCIONES DE POLLO SE PUEDEN CONSUMIR AL DÍA?

Un niño, adolescente o adulto, puede consumir hasta dos porciones de pollo diarias en la misma o distintas preparaciones. De este modo, se obtiene mayor cantidad de proteína de alto valor biológico diario que favorecen el crecimiento y desarrollo muscular.

¿QUÉ TAN INDISPENSABLE ES EL POLLO EN LA ALIMENTACIÓN DIARIA?

El pollo proporciona proteínas de alto valor biológico, grasas, vitaminas y minerales, nutrientes indispensables tanto para el crecimiento y desarrollo de los niños, como para favorecer un buen estado de salud y nutrición en adolescentes, haciendo parte de una alimentación saludable.

Recetas para esta etapa