Beneficios del pollo

Los Pollos
Consume pollo

APTO PARA TODA LA FAMILIA

La nueva ley de alimentos 20.606, entrada en vigencia el 27 de junio del 2019, indica que los límites de sodio son 400 mg/100 g de alimento. Según análisis realizados por laboratorios del INTA a todos los cortes de pollo Super Pollo se declara que son bajos en sodio y, por lo tanto, libres de sellos. En ocasiones, al cocinar alimentos naturales o sin marinar, usamos más sal y condimentos de lo necesario, pudiendo sobrepasar las cantidades recomendadas por día en tan solo una comida.

ENERGÍA SIN FUERZA

El pollo es un alimento con importante aporte de vitamina A y complejo B, siendo la primera fundamental para contribuir a una óptima visión durante nuestra vida. A diferencia de esta, las vitaminas del complejo B presentes en el pollo ayudan al proceso de transformación de los alimentos en energía, participan en el desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso y, además, previenen anemias que pueden provocar debilidad en las personas.

MEJORA EL ESTADO DE ÁNIMO

El triptófano es un aminoácido esencial (componente de las proteínas del pollo), lo que significa que debe ser aportado por los alimentos, ya que el organismo no lo produce por sí solo. Su principal función es participar en la regulación del sistema nervioso y, junto con ello, mejora el estado anímico dado que estimula hormonas que regulan el sueño.

CRIADO SIEMPRE SIN HORMONAS

Según la resolución vigente regida por el Ministerio de Agricultura y Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), se prohíbe el registro, fabricación, importación, distribución, venta, tenencia y uso de hormonas con fines productivos en aves de corral destinados al consumo humano.

ÓPTIMO PARA LA SALUD DE DIENTES Y HUESOS

El organismo necesita minerales para realizar diversas funciones vitales, siendo el fósforo el segundo más importante ya que lo necesitan todas las células para poder realizar correctamente sus funciones. Sus propiedades juegan un papel muy importante en la formación, desarrollo y mantenimiento de los dientesy los huesos, disminuyendo la pérdida de masa ósea, junto a otros minerales esenciales como, por ejemplo, el calcio.